Los dos con H

No sé si os habéis dado cuenta que me gusta mucho charlar. De cualquier tema, pero la cuestión es charlar.  Cuando voy con mis hijos por la calle y me encuentro con algun@ conocid@ o amig@, siempre me paro y si en un mismo paseo encuentro a más de uno, pues es el no va más. Mis hijos me sueltan ” Mamaaaa es que te enrollas como una persiana”. Os cuento un secreto, que no se enteren mis hijos, de pequeña los profes me tenían que sentar sola, de tanto que charlaba.

Ya me estoy enrollando y no voy al grano. En fin, yo esto ( el blog) me lo tomo como una charla con amiguetes, por eso busco lugares en los que pueda dar mi opinión de temas generales. Recientemente, he descubierto dos blogs, gracias a los comentarios que me dejaron, que me gustan mucho. Ya los tengo en mi blogroll, Historias de un Peatón y Hablando  sola. Os invito que paséis a hacerles una visita, aunque creo que muchos ya los conocéis. Además el autor de Historias de un Peatón es mi primer comentarista hombre, y hay que mimarlo.