El coche de San Fernando

Ayer subimos una montaña, situada en una población cercana a casa. Hicimos 13 kilómetros de caminata, ya que no usamos vehículo alguno, ni coche ni bici.

Un trayecto que normalmente hacemos en coche, pero esta vez no. Yo recuerdo haber hecho  esta excursión  con el colegio y a pie. Hoy en día para llegar al pie de la montaña, los colegios utilizan un autocar.

A veces pienso si no abusamos demasiado del coche, tengo una vecina de calle que para hacer 500 metros lo utiliza,  para aparcar en doble fila. O el típico que para ir comprar el pan, tres calles más abajo necesita el coche y siempre aparcando como la vecina. No lo entiendo, la verdad. ¿ Algunos se han vuelto tan cómodos que no pueden prescindir del coche ni para ir a la esquina ?