Primera parada: Madrid

Cuando tienes niños, las vacaciones tienen que amoldarse a ellos, por mucho que no quieras, la vida te cambia. Los viajecitos según a qué lugares se acabaron, al menos para nosotros.

Para organizar un viaje buscamos lugares en los que ellos se lo pasen bien. Así donde mejor que un parque de atracciones cerca de una gran ciudad, de paso así poderla visitar.

De esta forma nuestra primera parada fué Madrid.  Matábamos dos pajaros de un tiro, íbamos al Parque Warner y hacíamos una visita cultural a la ciudad.

Qué más se puede decir de la capital del Reino que no haya sido dicho.  Creo que poco , aquí van algunos detalles que nosotros percibimos:

  1.  La gente es muy amable:  recuerdo al policía municipal que pregunté, lo agradable  que fué y lo que llegó a explayarse, creo que si no corto aún estaría allí.
  2. Aunque ya la había visitado en otras ocasiones, la ciudad me volvió a encantar, su arquitectura, su ambiente, todo
  3. Gastronomía: increíble pero cierto, pude comer más barato que en el pueblo que vivo, por 3 euros menos,  menús con más cantidad de comida y deliciosa
  4. Las calles están realmente limpias, yo creía que era por el JMJ, pero personas que han ido en otras épocas opinan igual
  5. Los cielos son increíblemente azules ( fijáos en la foto de Aranjuez )

Lo malo es bien que pasé por las puertas del Museo del Prado, Thyssen y Reina Sofía, pero no entré en ninguno. Como he dicho cuando vas con niños, su lugar favorito precisamente no es un museo y más si uno de los niños es un torbellino. La primera vez que entré con mi hijo a una exposición, de Picasso concretamente, lo primero que hizo al ver el primer cuadro fué colocar su mano en la tela. Primera y última que fuí con él. Ahora tengo un viaje pendiente para ver los citados museos, pero esta vez sin niños

Sobre el parque, lo cierto es que esperaba más. Quizás es que lo comparaba con el de Disney Paris, que en su día me hizo volver a mi niñez. El tema restauración y souvenirs me parece  caro, las rebajas eran escasas, cuando estuve en el parque Disney, los precios me parecieron mejor que éste. Lo mejor es que los niños se lo pasaron de maravilla.

Y aquí os dejo algunas fotos, son detalles que me agradaron.

Me encantaron los carteles con el nombre de las calles del centro:




Esta foto no podía faltar, no lo probé aunque prometo que la próxima vez lo haré. Según mi marido que hizo la mili allí, están riquísimos:

El Retiro, lugar donde relajaaaarse:

Ésta la tomó mi hijo, árboles bellos y originales:

Ésta la foto la tomé por que yo me llamo Emma y ¿ cómo se llama mi hija ? :

Los pude pillar de refilón pero son unos chulapos en vivo y en directo, quizás es  de lo más normal verlos por la calle pero os aseguro que aquí para ver un traje típico catalán en Barcelona,  es dificilísimo:

También estuve en el famoso mercado de San Miguel, un mercado que es más un lugar de degustación, repleto de turistas, en el que no pude sacar una foto decente. A mí me gustó mucho pero  para mi marido cree que ha perdido la esencia de mercado, en fun opiniones para todo.

Y para que veáis lo azul que era el cielo para muestra un botón:

( y eso que tomé la foto con el móvil )

Hasta aquí la primera parada, la siguiente será el lunes.

Buen fin de semana a tod@s