Sin tocar, por favor

Tengo el marido de una conocida, que cuando te saluda al verte y te da dos besos, lo primero que hace es agarrarte de la cintura entre la cadera y la barriguita. Es como si te colocara una mano encima, vamos.

Yo no soy nada arisca, pero un saludo así , sin haber confianza, la verdad es que no me gusta demasiado. Me ocurría lo mismo cuando hace muchos años, tenía unos 20 y era más inocente, un jefe mío, si se acercaba una mujer con cabello largo , lo primero que hacía era acariciar la melena. Y aunque yo era inocente, pero no tonta, tomé la decisión de ir a trabajar con el pelo SIEMPRE recogido.

Ahora no se me ocurre como solucionar el tema, por que la verdad no me veo colocándome una riñonera a la altura de la barriga.

¿ Por qué algunos tendrán la necesidad de contacto físico para saludar a alguien ?

Anuncios

15 pensamientos en “Sin tocar, por favor

  1. jeje, me recuerda al marido de una amiga mia al que todas (menos su mujer claro) le llamamos el Tocador de señoras, porque se le va la mano, jajajaja. Siempre puedes crearte fama de arisca como yo y decir por ahi que te molesta el contacto fisico, a mi me funciono.

  2. Siempre hubo hombres así, y los seguirá habiendo. Claro que para morro yo. Siempre suelto algún corte. Para eso soy muy clara, lo siento al que le moleste.. no tengo ningúna consideración..Como se aprovechan de la educación…

  3. Ja,ja,ja… acabo de recordar una anégdota de una antigua compañera de trabajo. Toda una señora (50 yyyy ) que se recorría medio plano del metro de madrid para llegar al trabajo. Tuvo muchas ocasiones en las que algún sobón se arrimaba en “el tragín de los vagones” y aprovechaba para “rozarla”. Cual fue la sorpresa para nosotros, a los que nos lo contó , (y sobre todo para el/los afectados) que recibian tal pinchazo que ella devolvía con un alfiler que siempre llevaba en la solapa también entre “el tragín de los vagones”.Después ella giraba la cabeza para devolverle una diplomática sonrrisa… Si por casualidad se volviera a encontrar al mismo viajero, seguro, que no se le ocurriria ponerse cerca… Ja,ja,ja…

  4. A mí lo que más me puede agobiar es que invadan mi espacio, no en el saludo, que son dos segundo, sino en una conversación. ESa gente que se te pega …. puff.

    Marite, escuché contar algo parecido a Lidia Lozano en el Sálvame, jajaaa. Debe de ser una técnica extendida.

  5. aggggggg, lo siento por tu amiga, pero que asco de tio!! No me gustan NADA los tocones! Sinceramente, yo lo diria alto y claro, tipo: “Hombre fulanito, no hace falta meter mano eh?” Hala! es un corte pero ya veras que te deja tranquila!! 😉

  6. En mi trabajo me encuentro con una compañera y un compañero…sienten necesidad de hablarte a dos dedos de tu nariz…por más que tiro para atrás ellos para adelante¡!

  7. A mí tampoco me gustan nada los tocones y por suerte no suelen “toquetearme” demasiado. Yo me separo claramente de ellos y si parezco borde o repelente me da igual!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s