Sin palabras 2

Hoy si que estoy sin palabras, tengo faringitis. Me duele tanto que no puedo ni hablar. Y lo mejor en estos casos, es estar calladita. Nunca me imaginé que las enfermedades fueran tan fáciles de transmitir de niños a adultos.