A reír

Hace ya bastantes días Yo y mis mini-yos , me nominó para este  premio:
 Lo que más me gusta es que sea un premio sobre hacer reír, no sé yo si lo merezco, pero ahí van mis respuestas:
1.- Tics y gestos ajenos que te sacan de quicio:
No soporto a la gente que cuando habla te da golpecitos con la mano en tu brazo, tipo Doña Rogelia ¿ os acordáis ?
2.- Confiesa: Cuál era tu mote en el colegio/instituto? – Cuál es el mote más cruel que has puesto?
No recuerdo tener motes en el cole/ insti, o al menos no me enteré,  pero si como me llamaban mis hermanos. Por ser nerviosa e inquieta todo me lo cargaba, de ahí que me llamaran pato, de patosa. Ahora recuerdo el que le puse a mi hermana: Tico. Ella sabe el por qué, y creo que no le gustará que lo desvele
3.- Cuando eras pequeña…qué querías ser de mayor?
Quería ser escritora luego pasé a diseñadora de moda, más tarde pintora. Al final me dediqué profesionalmente a algo totalmente distinto, aunque a modo particular si que hago algo de cada cosa.
4.- Palabrota de cabecera
Lo siento pero cuando me enfado hago una frase seguida, ” mecagoenlaputa”. Es mi grito de guerra
5.- Prenda de ropa/modelito absurdo que posees/has poseído y no te pondrías ni muerta
No es que el modelo fuese absurdo sino que lo absurdo fue lo que me gasté en un vestido de gala para una boda, estando embarazada y sólo lo utilicé una vez. No voy a decir la cifra para no asustar a nadie
6.- Qué te toca las pelotas de tu pareja por mucho que la quieras
Su tranquilidad y relajación en todos los aspectos de la vida. Yo soy todo lo contrario
7.- Cuál es el regalo más cutre que te han hecho o has hecho…
Partimos de la base que el 95% de regalos que me hacen no me gustan, lo sé, soy consciente que soy muy dificil. Soy más o menos como Rachel de Friends en el capítulo de su cumple, cuando al día siguiente cambiaba los regalos. Como cutre recuerdo un set de manicura de la época de María Castaña, de color gris feísimo y muy, muy cutre
Buenos ahora hay que nominar o repartir el premio, pero quien se crea merecedor que lo tome. Todos los blogs de mi blogroll me hacen sonreír cada día, por lo tanto se lo merecen

Ojito, mucho ojito

A mis 42 años, puedo batirme en una carrera de atletismo con gente más joven que yo y ganar, puedo vestir una talla 38, puedo salir de marcha toda la noche, sin parar de bailar, puedo salir con la bicicleta, recorriendo varios kilómetros sin cansarme, puedo hacer puenting.  Y puedo muchísimas cosas más, sin que la edad  sea un impedimento. Pero ay chicas, existen momentos en la vida en que la edad no perdona, seguro que me váis a entender en cuanto leáis lo siguiente.

Desde que empezó la crisis, me he habituado a las tiendas de ropa de segunda mano. Voy en busca de pequeños tesoros para mí ( recordad que me llaman atrapachollos), es como si las piezas me estuvieran esperando. Y esta vez no fue menos, un pantaloncito monísimo de  color tostado de Mango, estaba esperándome en una percha, por el módico precio de 2 euros, además con  la forma y el  color de moda. Estupendo talla 38, éste va directo para casa. Creo que alguna vez he comentado que odio probarme la ropa, sin probarme siempre acierto.

Una vez en casa, me lo pongo y …… no hay manera de abrocharme el pantalón. Que raro, quizás habré engordado. Me los quito y miro bien la talla, por lo visto no la había leído bien,  no era la 38 sino la 36. Arghhhh!! Que ciega estoy!!!

Esa fue la gota que colmó el vaso. Desde hacía algún tiempo, ya no veía como antes, snif, snif. Era la típica que apartaba la lectura para leer mejor. Principio de presbicia, me comentó el óptico,  comienza sobre los 45 años y va en aumento con la edad. Con la edad, en fin un problema de la edad Snif, sniff, buaaaaa.

Hoy mientras leáis esto, yo estaré viendo un poquito mejor el mundo, con mis gafas de Prada ( creo  que va a ser lo único que tenga de esta marca, en mi vida).

Ah… no creáis que no encontré nada más en la tienda, una blusita color rosa palo, que me queda divina, sin probármela, y por tan sólo  1 eurito.

Anticipo del verano

El fin de semana, bien, gracias. Hubo sol y nubes, mucho sol y vuelta de sol y nubes. Las tormentas se reservaron para la noche, menos mal. Y como no imagino un verano sin mar, aquí va un anticipo:

Buscamos una buena calita, donde poder estar tranquilos:

Ésta no, no, demasiada gente:

Hacemos algo de deporte:

Descansamos en una buena cala:

Hacemos un parada en el pueblo:

Callejeamos:

Si os fijáis. la calle está abarrotada de restaurantes, tabernas y bares, donde poder degustar la gastronomía marinera. Realmente todo estaba delicioso. Aún estando en “crisis” os puedo asegurar que no había mesas libres.

Y finalmente nos situamos en un buen lugar en espera del atardecer:

Por si a alguien le interesa, el pueblo marinero se llama Calella de Palafrugell, cuna de la Habanera catalana.

Seguro que en estas fechas, muchas de vosotras estáis planeando las vacaciones.  ¿ Mar, montaña, ciudad, crucero? ¿ Cúal es vuestro destino ?

Yo os puedo asegurar que soy un no parar en mis vacaciones, no me gustan nada los lugares de demasiada tranquilidad y aunque necesito el mar cerca de mí. mis días de tumbing ( tumbada al sol) son como mucho 1 semana sino me aburro. Necesito conocer lugares nuevos y moverme, en especial ciudad ¿ Y tú ? ¿ Cuáles son tus vacaciones ideales ?

 

De fin de semana

Tenemos 3 días por delante de fiesta. Para ser  disfrutados en la playa o para ser arruinados por el mal tiempo. Este mes de Junio está siendo más frío y lluvioso que de costumbre, aunque quizás de aquí a  un mes,  en pleno bochorno de mes de Julio, nos acordaremos de lo bien que estamos ahora.

Llevamos dos semanas intentando ir a la playa pero cada vez que llega el fin de semana se fastidia. O bajan las temperaturas,  o llueve.

Que os parece, ¿ vamos a poder de disfrutar de esto ?

O por el contrario, ¿ vamos a tener más de esto ?

Feliz fin de semana a todas, nos leemos el próximo martes

Poquito a poco

Hola, ¿ hay alguien ahí leyéndome ? Vuelvo poquito a poco, mejor dicho,  lentamente  me van volviendo  las ganas de escribir. Así que doy por cerrado este paréntesis de forma definitiva, bueno o eso voy a intentar.

En estos días he recargado las pilas, he creado mucho, he pintado, he leído, he visto algunas pelis, me he indignado, me he desindignado, me he ordenado ( mentalmente) , me he enfadado, he reído y he llorado, os he leído, he descubierto nuevos blogs, en fin lo que normalmente hago en mi vida normal, pero sin mi vávula de escape, mi rinconcito personal.

Y ahora directa al tema de hoy. Estos días tan cercanos al término del curso, muchas de vosotras habréis ido a las funciones de final de curso de vuestros hijos. Y si no tenéis seguro que de algún sobrino o hasta quizás  del hijo de algún amigo o de algún vecino si me apuras ( mi vecina y su madre venían a la función de mi hija, hace años).  Si algo bueno tiene estar en paro es que ya no me pierdo sus funciones. Mi hija hizo su actuación en la obra de teatro, como final de su extraescolar. yo cada vez que la veo me sorprendo. Ella es de apariencia tímida, pero cuando sube al escenario se transforma totalmente, es otra persona la que veo allí arriba. Todo lo relacionado con voluntarios en espectáculos o  cualquier tipo de expresión ante su clase, ella es la primera en salir.

Todo esto me recuerda lo distinta que yo era en este aspecto. Mi clase en la época de E.G.B., por cierto que lejanas suenan esas siglas, era de 16, casualmente 8 niños y 8 niñas, tan sólo una línea por curso. Para mí era un suplicio salir ante la clase a presentar un trabajo o comentar algún tipo de experiencia, dada mi timidez. ¡ Y en realidad éramos tan poquitos ! Si hacíamos algún tipo de función teatral, yo me ofrecia voluntaria para hacer los decorados para la puesta en escena. Y si íbamos como espectadores a ver algún espectáculo ni se me ocurría salir al escenario a protagonizar, como el caso de mi hija esta semana, un truco de magia con el mago. Sólo espero que no pierda el ímpetu y atrevimiento que muestra. Gracias a Dios, con los años yo perdí mi timidez.

Siguiendo con el tema hijos, hace poco tuve la primera reunión con el tutor de mi hijo. Literalmente me dijio que mi hijo sería el hermanito que querría tener para su hijo. Es el niño que todo profesor quiere en clase, atento, con ganas de aprender, tranquilo No os cuento todo esto para que veáis lo bueno que es mi hijo, sino por que siempre que escucho esto de boca de los profesores me pregunto estaré haciendo algo mal ya que  conmigo se comporta como un torbellino, no para ni un momento quieto, le repito las cosas mil veces, escucha cuando quiere, etcc, etc….Aunque quizás no se trate de hacer algo mal, sino del morro que tiene el niño, no?