Mientras pedaleaba, leía y mientras leía pedaleaba

La semana pasada acabé el libro Contra el viento del Norte de Daniel Glattauer. Tras leer la buena crítica que hizo Winnie, me picó tantísimo la curiosidad que lo colé al primer puesto, de mi lista de futuras lecturas.

La novela trata de la relación de dos personajes, Emmi y Leo, que se conocen virtualmente al recibir él, un correo electrónico que ella envía erróneamente. De esa forma comienza una relación, totalmente dependiente uno del otro, sin conocerse personalmente.

Es una novela muy original en la forma, poco a poco se va entrando en la historia, quedando totalmente enganchada, al menos en mi caso. La imaginación es parte fundamental del libro. Me gustó muchísimo, ahora ya estoy leyendo la

segunda parte: Cada siete olas. Aunque he de confesar que éste último no me atrapa tan rápido como el anterior.

Al leer este libro, recordé cuando trabajaba e intercambiaba emails con personas que no conocía personalmente pero que teníamos contacto semanal y hasta diaramente. ¿ no os ocurre a vosotras ? Pensando, pensando recordé que tenía un proveedor en Alemania llamado Leo.

Aún más, leyéndonos cada día sin saber nada de nosotras y aún conociéndonos cada día un poco más. En cierta forma ¿ no es así el mundo de los blogs ?

15 pensamientos en “Mientras pedaleaba, leía y mientras leía pedaleaba

  1. Cuando leí la recomendación de Winnie pasó a mi wishlist enseguida y ahora con la tuya me he decidido para llevarlo al viaje de Semana Santa.
    Pues sí, el mundo bloguero y todo lo que envuelve a internet nos permite tener relación con personas que no conocemos del todo pero que vamos descubriendo poco a poco. Es un tipo de relación que antes ya existia mediante las cartas. Has leído 84 Charing Cross Road? Creo que te gustará.
    Un beso.

  2. hasta hice una entrada, al principio sobre el tema..

    mi “tema” era que a lo mejor con esa persona que “peleabas” por teléfono casi a diario, o por mail… era la misma de la que te sentabas a lado en el metro, en el cine, en una terraza… y que, seguramente, no lo sabrías nunca..

    con mi comercial alemana (te lo juro!! jajajaja) que se llama Ann-Katrin, tengo una relación estupenda, ella conoce a mi hija, yo conozco su casa, acaba de estar en Mallorca de vacaciones y le voy a enviar la receta de la tarta de almendra jajajaja..
    y todo esto son frases sueltas en el medio de presupuestos, pedidos.. dudas técnicas…

    besos

  3. No me he querido leer el post entero por si desvelabas parte del libro, y es que llevo mucho que quiero leerlo!!!.

    Pero si, me ha pasado, yo por mi trabajo hablo muchisimo con gente, algunos las conozco telefonicamente hace mas de 10 años y no nos hemos visto nunca, y llegado el dia, las sorpresas que te llevas son increibles!! :S

    • No he desvelado nada, he pasado por encima. solamente.
      Es verad lo de las sorpresas, me pasó con una empresa, conocía al comercial pero no al que hablaba a diario por teléfono y eso que éstábamos en la misma ciudad!!!

  4. Pues no había oído hablar de este libro…me lo apunto.

    En mi caso al hablar con clientes que no conozco me hago una idea de como serán…me pasó con uno que tenía una voz que enamoraba, vamos de locutor de radio de los 50’…vaya chasco cuando lo conocí 😦

    Petó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s