Mientras pedaleaba, leía y mientras leía pedaleaba

La semana pasada acabé el libro Contra el viento del Norte de Daniel Glattauer. Tras leer la buena crítica que hizo Winnie, me picó tantísimo la curiosidad que lo colé al primer puesto, de mi lista de futuras lecturas.

La novela trata de la relación de dos personajes, Emmi y Leo, que se conocen virtualmente al recibir él, un correo electrónico que ella envía erróneamente. De esa forma comienza una relación, totalmente dependiente uno del otro, sin conocerse personalmente.

Es una novela muy original en la forma, poco a poco se va entrando en la historia, quedando totalmente enganchada, al menos en mi caso. La imaginación es parte fundamental del libro. Me gustó muchísimo, ahora ya estoy leyendo la

segunda parte: Cada siete olas. Aunque he de confesar que éste último no me atrapa tan rápido como el anterior.

Al leer este libro, recordé cuando trabajaba e intercambiaba emails con personas que no conocía personalmente pero que teníamos contacto semanal y hasta diaramente. ¿ no os ocurre a vosotras ? Pensando, pensando recordé que tenía un proveedor en Alemania llamado Leo.

Aún más, leyéndonos cada día sin saber nada de nosotras y aún conociéndonos cada día un poco más. En cierta forma ¿ no es así el mundo de los blogs ?