Hoy muchos hablarán de lo mismo

Hoy mi entrada va sobre la muerte de Elizabeth  Taylor, una de los últimos mitos vivientes que falleció ayer. Perteneciente al grupo de las grandes actrices de Hollywood, de esas que ya no existen casi, por que cada vez hay menos actores o actrices míticos, quizás un par o al menos que vengan a mi memoria: Lauren Bacall, y Kirk Douglas.

Gracias a mi madre, conocí y amé el cine y sus actores llamados clásicos. Fué ella la que me dió a conocer a los mejores, que eran sus preferidos. Entre ellos a Elizabeth Taylor. Ella me gustaba en especial por lo buena actriz, su gran belleza, lo buena amiga que era y en especial, o al menos me lo parecía a mí, vivía como le daba la gana.

Últimamente en casa habíamos hecho mucha  referencia a ella, ya que para el disfraz de mi hija ( Cleopatra) me había inspirado en el maquillaje, que ésta utilizó en la película. Y aquí una pequeña anécdota, ayer cuando le conté a mi hija que la actriz de Cleopatra había muerto, sabéis que me contestó con voz tristona: “Ah mamá, entonces ha muerto Amy de Mujercitas”. Lo cierto es que me sorprendió su respuesta para ser una niña de 10 años aunque quizás no tanto dado que es una de sus películas favoritas. Y me he dí cuenta que lo que hacía mi madre conmigo,  ahora lo hago yo con mi hija.

Publicado en Sin categoría Etiquetado como