Una semana puede dar para mucho o para poco, según se mire

Ya se ha terminado la semana de vacaciones  invernales o semana blanca o como escuché por ahí, la mejor forma de  llamarla:  semana sin blanca de los colegios. Y sin blanca debido al altísimo precio de los esplais donde poder dejar  a los niños cuando ambos padres trabajan.

Gracias que el experimento es el primero y el último según indica el gobierno catalán, una vez más otro incogruencia política de unos políticos que cada día dan más asco,  al menos para mí, sean del color que sean.

En estos siete días me ha dado tiempo de hacer algunas cositas, aparte de visitar vuestros blogs,  como por ejemplo:

Distorsionar un poquito más, esta vez una camiseta de adulto, aunque el resultado no me convence mucho:

Arreglar unos zapatos que tenía retirados,  siguiendo los pasos de Baballa:

Cocinar, entre muchas cosas, destaco que por primera vez he conseguido hacer un pan realmente comestible.  Veía muchísimas y probaba recetas por Internet y en libros pero yo no conseguía la textura deseada, creo que por culpa de la harina. Siempre era demasiado tostado o una masa poco compacta. Pan sin panificadora y riquísimo, según me cuentan:

También hice mejunje, si os preguntáis que es pues una mezcla de diversos ingredientes   ( queso de untar, manzana, azúcar, canela y nueces picaditas) que me sirvieron para rellenar un hojaldre que tenía a punto de caducar:

Picnic con amigos, por cierto que bien van  estos árboles percheros, ahora no me acuerdo exactamente ni del modelo ni de la marca:

Y hasta  me ha dado tiempo de dar largos paseos:

Encontrando, en según que casos,  grata compañía, en mi caso ingrata con el pánico que le tengo:

Y belleza a pocos pasos de casa:

Ah y se me olvidaba también acabé un cuello de ganchillo que en realidad no lo era, pero eso, eso os lo contaré otro día.

Pero ( siempre hay un pero) ¿ Queréis que os cuente una secreto ? Aunque haya tenido una semana de lo más variada, me aburro, necesito un trabajo fuera de casa, un horario que cumplir, un jefe/a con el que discutir y un montón de trabajo sobre mi mesa, como antaño. Necesito trabajar fuera de aqu, y lo necesito YA.

Anuncios

16 pensamientos en “Una semana puede dar para mucho o para poco, según se mire

  1. Entiendo que tus hijitos ya van para mayorcitos y tú necesitas algo que no sea ser el comodín de la casa. Echa algún curriculum que otro que nunca se sabe cuando caerá la breva y mientras tanto.. disfruta de esos paisajes que tu tiempo te permite.
    Lo de “menudo mejunje” lo digo mucho en la cocina y ahora veo que es una receta en toda regla… tendré mas respeto, a partir de ahora, a decir eso.
    El perchero es perfecto.. ¿eh? y…. ¡¡madre mía cuántas cositas has hecho!!
    Besotes.

  2. ¿Os han endiñado a vosotros también la semana blanca? Yo moriría directamente. NO te imaginas lo que me estresa un día de fiesta suelto (nosotros lo tuvimos hace un par de semanas) que ni es fiesta ni es nada y que se inventan los colegios. Por suerte tengo a mis padres, pero ¿cómo se apañan los que no tienen a nadie y además no pueden cogerse vacaciones en esta época del año?

    Ahora mismo me cambiaría por tí. ME gustaría pasar una temporada en casa porque no he estado nunca y ultimamente estoy al límite, pero sé que sería pasajero, que enseguida me aburriría y que necesito el trabajo para mi salud mental (aunque sea una m***** con todas sus letras).

    Venga Emma, pásate por la oficina de desempleo y trabajate a diario los infojobs y similares, verás como te sale alguna cosita.

    • Una temporadita en casa, vale. Pero estoy segura acabarías desesperada. Te digo como a Pikerita, infojobs lo tengo trabajadísimo, al igual que la oficina del paro. Se nota que trabajáis y no conocéis como está el patio. La última oferta que envié currículum de Infojobs era para un sencillo puesto de trabajo y las candidaturas eran 475, imagínate

  3. Si, variada y bien aprovechada desde luego que ha sido. Me ha encantado lo del hojaldre, tenia que estar riquisimo.

    Lo de la semana blanca siempre he pensado que es una putada grande para los padres, ademas de un sinsentido, a santo de qué una semana de vacaiones asi sin venir a cuento
    ??.

    Te entiendo con lo del trabajo, muchas veces piensas, bueno pienso yo: ay que harta estoy, si no trabajara, etc etc….. pero cuando no trabajas echas de menos toda la rutina de la oficina, el día a día, tener un horario, unas ocupaciones, la distracción, no sé… son muchas cosas. A ver si hay suerte jamia y encuentras uno prontito 😉

    feliz semana.

  4. supongo que esto es como lo del pelo liso y rizado… cuando tienes una cosa, quieres la otra.

    A mí, me encantaría poder quedarme en casa.. pero creo que es algo que cuando lo tienes, te cansa, te aburre y te frustra…

    ánimo y ojalá se cumpla tu deseo pronto

    besos

  5. Me lo vas a decir a mi, que desde que hace años no trabajo en una oficina. Pero seguro que cuando este en ella extrañare estar en casa.

    Me encantaron tus fotos, la ultima te quedo estupenda. Lo del pan es algo que aun no intento, tengo varias recetas en un libro de panadería y pastelería que compre pero aun no me lanzo con los panes. Sera motivo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s