Una semana puede dar para mucho o para poco, según se mire

Ya se ha terminado la semana de vacaciones  invernales o semana blanca o como escuché por ahí, la mejor forma de  llamarla:  semana sin blanca de los colegios. Y sin blanca debido al altísimo precio de los esplais donde poder dejar  a los niños cuando ambos padres trabajan.

Gracias que el experimento es el primero y el último según indica el gobierno catalán, una vez más otro incogruencia política de unos políticos que cada día dan más asco,  al menos para mí, sean del color que sean.

En estos siete días me ha dado tiempo de hacer algunas cositas, aparte de visitar vuestros blogs,  como por ejemplo:

Distorsionar un poquito más, esta vez una camiseta de adulto, aunque el resultado no me convence mucho:

Arreglar unos zapatos que tenía retirados,  siguiendo los pasos de Baballa:

Cocinar, entre muchas cosas, destaco que por primera vez he conseguido hacer un pan realmente comestible.  Veía muchísimas y probaba recetas por Internet y en libros pero yo no conseguía la textura deseada, creo que por culpa de la harina. Siempre era demasiado tostado o una masa poco compacta. Pan sin panificadora y riquísimo, según me cuentan:

También hice mejunje, si os preguntáis que es pues una mezcla de diversos ingredientes   ( queso de untar, manzana, azúcar, canela y nueces picaditas) que me sirvieron para rellenar un hojaldre que tenía a punto de caducar:

Picnic con amigos, por cierto que bien van  estos árboles percheros, ahora no me acuerdo exactamente ni del modelo ni de la marca:

Y hasta  me ha dado tiempo de dar largos paseos:

Encontrando, en según que casos,  grata compañía, en mi caso ingrata con el pánico que le tengo:

Y belleza a pocos pasos de casa:

Ah y se me olvidaba también acabé un cuello de ganchillo que en realidad no lo era, pero eso, eso os lo contaré otro día.

Pero ( siempre hay un pero) ¿ Queréis que os cuente una secreto ? Aunque haya tenido una semana de lo más variada, me aburro, necesito un trabajo fuera de casa, un horario que cumplir, un jefe/a con el que discutir y un montón de trabajo sobre mi mesa, como antaño. Necesito trabajar fuera de aqu, y lo necesito YA.