Al final salió bien

El domingo fuimos al cine. En principio el plan no me atraía demasiado. Íbamos 14 personas entre adultos y niños. Como a mí las pelis infantiles no me gustan demasiado, lo contrario que a  mi marido, no tenía mucha ilusión en la misma.

Pero fué todo lo contrario, vimos Enredados, la historia de Rapunzel, y me encantó. Es divertida, tierna, romántica, casi me pongo a llorar en el final. Os la  recomiendo si queréis pasar un buen rato, desconectando de todo.

Me encanta cuando el plan para el domingo por la tarde parece aburridísmo y te llevas la sorpresa, pasa todo lo contrario, el plan es genial.