El tiempo vuela en Concorde

Los que somos de mi quinta no nos creemos la edad que tenemos, o al menos eso nos pensamos. Recuerdo que antes de cumplir los cuarenta, la gente me decía: ” uy ya verás, ya. La crisis de los 40″. Yo realmente no la siento, es más me siento estupenda en todos los sentidos. Las que piensen que soy una engreída que no me corten, de ilusión también se vive, no?  Me costó muchísimo más cumplir los 30.  Los cuarentañeros no aparentamos nuestra edad, sólo hay que fijarse en algunos de mi año: Judith Mascó, Susana Griso, Javier Bardem, Joaquín Cortés, Anne Igartiburu,  etc…. Pero la realidad es que el tiempo pasa rápido, vuela,   y en mi opinión concretamente lo hace en Concorde ( que casualidad hizo su primer vuelo en el año que yo nací ). Yo me siento joven, pero donde realmente noto el paso del tiempo es en  dos aspectos:

  1. La vista. Cada vez que intento leer algo, las letras me parecen más pequeñas. Soy de esas que aparta el papel a leer por que si no es así me es imposible leer con claridad.
  2. El frío. La sensación de frío es cada año más intensa para mí. El otro día viendo a una quinceañera con una simple camiseta y una cazadora de piel, recordé como yo misma  podía pasear sin frío una tarde de invierno, igual que ella.

Doy gracias que de momento simplemente tengo dos elementos  ¿ os pasa lo mismo a vosotras ?