Mujer de poca fe

Si es que no se puede hablar demasiado, ¿ quién dijo que los dibujos animados de   Bob Esponja no servían para nada ? ¿ quién insinuó lo que se había fumado el autor antes de hacer los dibujos, eh ? ¿ quién ? Pues yo misma y ahora debo reconocer que me han servido para que mi hijo se coma con tranquilidad un plato de arroz tres delicias casero, sin rechistar. Mira hijo la tortilla es Bob, las gambitas el Sr. Cangrejo, el jamón el Patricio, la zanahoria el Calamardo,  los guisantes placton y el arroz la Arenita. Y así poco a poco fué entrando. Lo que no sé es si colará la próxima vez.

13 pensamientos en “Mujer de poca fe

  1. Qué buena estratégia! Yo soy de las que tambien pienso que Bob Esponja no sirve para nada “bueno”, pero hoy me has convencido. Qué inventiva!

  2. Jajajaja pues bienvenido sea Bob Esponja!! Los dibujitos a los mayores siempre nos parecen chorradas, pero acuerdate de cuando eras pequeña y verás que les veias mucho sentido 🙂

  3. Mira, de esto sí que me libro yo. El Bob Esponja no lo trabajamos en casa. Claro que, tampoco cuelan esos trucos para comer.

    Es mi cruz en casa lo de que mis hijos prueben comidas nuevas.

  4. Genial! de veritat que el que ens hem d’inventar pq els nens mengin! Has llegit el llibre “mi niño no me come”, penso que és de l’editorial ser padres. A mi hem va ajudar moltíssim! Petons, Eva

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s