Unas risas

Volviendo al tema sobre los parecidos razonables, ayer me dí cuenta que físcamente no me parezco en nada a mi hermana,  pero tenemos el mismo sentido del humor. A veces con sólo una mirada nos podemos morir de risa, es una conexión especial que tenemos.

Y ese fué el caso ayer.  Mientras estábamos visitando a un familiar que tenemos en el hospital, no sé ni cómo ni por qué,  derivamos nuestra conversación sobre el asesino de un geriátrico, que mataba a ancianas con lejía. Ahora recordando el hecho, pienso que vaya una conversación para un enfermo encerrado en un hospital pendiente de cuidadores y enfermeras. en fin.  Se me ocurrió decir que el asesino estaba patrocinado por una famosa marca de lejía, y en el mono de trabajo llevaba impreso el nombre del mismo. Lo sé es macabro y de mal gusto, visto ahora,   pero no veáis como nos reímos nosotras. Mi hermana se imaginaba como una peli torrentera,  matando con el patrocinio de tal  marca. Dos tontas muy tontas, riendo como locas y como fondo la cara de circunstancia del paciente.

Bueno para dulcificar este funesto momento, os dedico este vídeo. Una de las canciones de amor más bonitas que conozco. Espero que os guste, creo que a Martina le va a gustar:

Feliz fin de semana

Publicado en Sin categoría

17 pensamientos en “Unas risas

  1. si me pongo fina te digo “ya os vale”; si me pongo yo.. me descojono!! me imagino el momento y el lugar, que ayudan mucho..el humor entre surrealista y macabro.. y me parto!!

    besos y feliz fin de semana

  2. La complicidad entre es hermanos es total, y mas cuando da la risa por cualquier tonteria y tu madre no puede con vosotras!! jajajaja mi madre la pobre se desesperaba!!.

    Feliz finde guapa.

  3. Con mis hermanos y amigos del cámping donde hacíamos temporada le llamabamos a ese tipo de humor “humor kalimocho”. Ése con el que te descojonas de risa pero que si te oyeran otras personas pensarian que estás loco o turuleta, y que incluso es de mal gusto. Pero qué bien se lo pasa uno en ese momento verdad?

    Gracias por recordarme esa maravillosa canción que me trae tan buenos momentos…
    Buen fin de semana!

  4. Pues nosotros somos de la misma guisa. Cuando Alberto estuvo ingresado por el accidente en el trabajo que perdió los dos dedos del pie, a su hermano no se le ocurrió otra cosa que decirle: “ahora no te vas a poder poner chanclas de dedo”. Mira que nos reímos todos un buen rato, pero hasta el propio Alberto, aun nos partimos cuando lo recordamos. Si eso no es sentido del humor yo no sé qué es. 🙂

    Buen fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s