Parecidos razonables

El otro día mi hermana me trajo a casa, fotos de cuando éramos niñas. Para ser exactos la foto de comunión de mi hermano, entonces mi hermano tenía 9 años, mi hermana no llegaba a los 2 años y yo tenía 6. La misma edad que ahora tiene mi hijo.

Como sé perfectamente que mi parecido con mi hija es nulo, yo soy rubia de ojos pequeños y castaños, mi hija cabello castaño con ojazos verdes, en lo que coincidimos es en la tez, eso sí,  blanca las dos. Siempre recordaré con risas la vez que el reponedor de un super me dijo que  los ojazos de mi hija eran clavaíitos a los míos, que mal ves chaval- pensé entonces y todavía ahora.

En fin que me voy por las ramas, como alguna gente me dice que mi hijo se parece a mí, intenté compararme a él. Le tomé una foto a él, y escané y amplié  la mía para poder verificar mejor el resultado. Cúal fué mi decepción, mis ojitos pequeños no pueden compararse a los ojazos de él, para no hablar de mis finos labios en comparacaión a sus gruesos labios.

Yo me pregunto ¿ por qué tenemos o tengo la necesidad de buscar parecidos a nuestros o mis hijos ? ¿ necesitamos rubricar nuestra presencia en nuestra descendencia ? No os ha ocurrido alguna vez a al visitar a un recién nacido, mucha gente le intentan encontrar parecido a uno de sus progenitores ? Yo creo que es imposible al ser tan pequeños, a no ser que el padre o la madre tengan una característica muy especial, es decir unas superorejas o una supernariz y el pequeño, pobrecito, lo haya heredado. Es la necesidad de marcar nuestro sello de origen en nuestros hijos, cuando en realidad son únicos y diferentes.

Cambiando de tema, pero no completamente, yo soy muy buena fisonomista, realmente pocas veces se me olvida una cara que conozco. hasta hay veces que me sorprendo a mi misma de recordar  a personas, conocidas simplemente de vista. Aparte de esto siempre busco parecidos razonables, para mí, por ejemplo sabéis a quien me recuerda muchísimo Johnny Deep……………………………………………………………………………………….pues a Raphael en sus tiempos de juventud. ¿ compartís conmigo el parecido razonable ?

Y aquí mi foto en cuestión:

17 pensamientos en “Parecidos razonables

  1. ¡Qué linda tu foto! ¿sabes una cosa…la hermana inmediata mayor que yo dicen que somos IGUALES y yo que me veo fea jaja y achaparradita y ella es alta y para mi…muy guapa..pienso…¡pero cómo nos pueden ver iguales! jaja
    Un beso…

  2. Buenos días Emma!
    pues yo no soy de buscar siempre parecidos… reconozco que mi hijo y mi hija son muy mezclados y por tanto tampoco es que sea importante.
    Y de lo que dices, bufff la verdad que me da mucha rabia esto de las visitas a recién nacidos, y de siempre! no creo haber hecho un comentario sobre parecidos nunca!

    Yo te veo muy mona, muy de la época, jeje todas teníamos la misma estética setentera.

    Un placer leerte de nuevo!

  3. en tu foto en cuestión estás monísima!!!! y tus hijos seguramente tienen un “aire” contigo.. no es que se parezcan pero hay algo que os hace pareceros… y no es un rasgo concreto..sino un conjunto..

    soy malísima fisionomista…mis parecidos razonables son motivo de hilaridad entre mis amigos..

    hay bebés que en cuanto nacen son “iguales” a alguno de sus progenitores.. o incluso a los dos… ; mi hermano el pequeño y yo todo el mundo dice que nos parecemos muchísimo, sin embargo, rasgo a rasgo no tenemos nada que ver…. el conjunto, sí; para rematar mi hija, físicamente, no tiene nada conmigo (cada vez menos) y mucho con mi hermano..

    PD: son los cines Maldá, las proyectan cada quince días, la última fue el sábado 29 de enero

    besos

  4. Mi madre es rubia con ojos verdes transparentes y yo soy morena (mi abuelo me llamaba negra) y con ojos casi negros… En cambio nos ocurrió una cosa muy curiosa.. mi madre acudió a un restaurante donde a mí me conocían pero a ella no y el maître la dijo nada mas entrar ¿Vd. es la madre de Lourdes?

  5. Es que creo que todo el mundo lo hace, lo de buscar parecidos, y sobre todos las mamas y los papas que quieren que lo crios se parezcan a ellos 😉

    Desde luego hay genes muy “ mandones”, en cambio otros no, esos hijos que son clavaitos a alguno de sus padres me llaman muchísimo la atención.

    En mi casa somos 5, contando a mi padre y a mi madre, y no nos parecemos ninguno entre nosotros. Increíble!, en cambio mi sobrina, se parece un montón a mi, ya ves, los genes 😉

    Que mona tan rubita!, seguro que en algún gesto o en algo, tu hijo se parece a ti, seguro!.

    Besos.

  6. ¿Y cuando tu no te ves parecido con alguien y te lo ve la gente? A mi hermana y a mí nos han llegado a confundir, siempre gente no muy cercana, porque en la familia todos dicen que no nos parecemos en nada. La última vez, este mismo sábado, en un centro comercial, mi hija estaba con sus am igas y las encontramos y todas dijeron que la madre (yo) se parecía mucho a la tía (mi hermana).

    A mí me pasa una cosa con los recién nacidos. Del primer vistazo, siempre saco un parecido, pero luego se me va. Es como si fuera un flash!

  7. Son geniales esas fotos antíguas! Estás muy mona. Seguro que tus hijos tiene rasgos tuyos aunque dependerá de si los genes de tu marido son muy mandones o no, como dice Sandra.
    Yo soy de las que, cuando voy de viaje recuerdo a la gente que te vas encontrando en los museos o lugares turísticos. Es curioso.
    Cuando era pequeña nos preguntaban a mi hermana y a mi si eramos gemelas, y eso que nos llevamos dos años! En cambio ahora mi hermano y yo nos parecemos a la família de mi padre, y mi hermana y mi prima a la de mi madre. Cuando vamos juntas parecen ellas las hermanas y yo la prima.

  8. Pues mira por donde, yo siempre he visto a tu hija más parecida a tí que a tu “home”, aunque he de reconocer que sus genes han mandado mucho. Tu niño… creo que está más mezclado o puede ser que se parezca mucho a algún tío o a algun abuelo. Lo que sí es seguro es que los dos son guapísimos y que tienen la misma expresión de inocencia que tenías tú a los seis, me encata.
    Mi niña es pastá a su padre y a la familia de mi suegra, de mí ha sacado la sonrisilla de ratón, aunque en mi familia se empeñann en buscarle parecido con mi madre, pero yo sé que no. Cuando vi por primera vez a mi hija en el parto se me representó todita al tío de mi marido, curioso.
    Con mis hermanas no me encuentro parecido, sin embargo tuve una amiga que siempre decía que entre las hermanas y los primos nos parecíamos muchísmo todos. Supongo que eso se ve desde fuera, porque yo, fea o guapa, me veo única y como mucho me he encontrado parecidos rebuscando en fotos de antes, como tú.

    Muchos besos.

  9. que linda esa foto!!!
    Te doy la razón, todo el mundo busca el parecido en un recién nacido. Creo que es la edad mas difícil para encontrar parecido alguno, a menos que hayas visto a los padres durmiendo alguna vez.

    Mi hijo solo ha sacado a mi los ojos grandes y las cejas pero nada mas y de su padre nada de nada. Sin embargo yo le veo mas parecido con mi hermano. Y a Sofia aun no le encuentro parecido con nadie aun.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s