La hora del té

La primera vez que probé el té fué en mi época de instituto. La profesora de inglés decidió hacer una merienda típica inglesa, a final de curso. La merienda en sí era un pastel de chocolate con nueces,  y una taza de té con leche. El pastel estaba delicioso pero el  té , ay el té con leche caliente,  no me gustó nada. Tal vez la culpa era  por que  estábamos a Junio, con calor no apetecía.  Al primer sorbo me pareció repugnante, con gran disimulo, por no ofender a la profe ( siempre he sido muy empática), salí de la clase para tirarlo por la taza del váter. Quizás era el calor o quizás era que con mis quince años no lo sabía apreciar.

El caso es que pasé mucho tiempo sin volver a probarlo. La segunda vez,  creo recordar, que fue en un restaurante chino donde me animaron mis amigos a degustar Té Chino. Esa vez si que fue de mi agrado, me entusiasmó, y pasó a ser una de mis bebidas favoritas. Todos los tipos de té .

Han pasado más de 20 años desde entonces, ahora soy incapaz de quedarme sin tomar una taza, cada tarde. Hasta cuando trabajaba en la oficina, había reclamado un hervidor eléctrico, junto a una compañera medio inglesa, aunque no lo conseguí. Según el jefe debíamos pagarlo de nuestro bolsillo.

Según cuentan la teína es un excitante, pero en mí no hace efecto,  más bien lo contrario. Aunque a mí  muchísmas cosas me causan el efecto contrario, pero eso lo trataré en otro post.

La hora del té es mi momento de relajación. Desde hace ya bastante tiempo, mi hija está siguiendo mis pasos y ya está iniciándose en el mundo del té, eso sí los de ella sin teína. En realidad es más una infusión.

Como mis amigas ya saben de mis gustos, cuando viajan fuera de España,  últimamente no salimos tanto como quisiéramos.  siempre me traen de diferentes tipos para que pruebe. En Diciembre mi amiga Marga me trajo,  de Alsacia,  unos tés deliciosos.

Son éstos:

Son buenísimos y el aroma es increíble. Lo malo es que no los encuentro por ninguna tienda, donde los pueda comprar.

¿ Alguna de vosotras los ha probado ?        ¿ Sabéis dónde los puedo encontrar?

Adoro el té como mi instante de relajación pero no perdono el primer café con leche de la mañana, con el que me despierto y me abre al mundo.