Dos amigas y una propuesta

¡ ¡ Por fin puedo subir las fotos ! !. De la misma forma que se averió, se ha resuelto, es decir no tengo ni idea.

A ver pregunta ¿ Qué pueden hacer dos amigas creativas en una tarde fría de otoño? Tomando la base de un post de Eva’s house, hemos intentado realizar algunos adornos navideños sin coste alguno.

Ni cortas, ni perezosas nos fuimos a «podar» un olivo callejero, de esos que los ayuntamientos colocan en rotondas o plazas. Necesitábamos ramitas frescas para luego dejar secar.

Me contó otra amiga que eso no se debía hacer, primero se le debe informar al olivo sobre lo que se le va hacer para que  el shock no sea tan fuerte. A veces me pregunto con que tipo de gente me relaciono.

 

Utilizamos la materia prima, unas ramitas. Imprescindible acompañar con un té calentito y una buena dosis de pastitas ( no se ven en la foto):

Intentamos dar forma. Os anticipo que el mío salió un poco Agatha R. de la Prada 

Y resultado final, tras quince días de secado y ya colocado en el mueble:

Baratito, baratito

( infinidad de veces he alineado las imágenes y el  texto con HTML. pero no hay forma )