Un progreso, en mi opinión

Ayer fué mi santo y desde hace más de una semana, yo ya estaba disfrutando de mi regalo. Como os comenté la semana pasada, durante el puente pude disfrutar muy gustosamente de él: mi libro electrónico.

Un aparato con pantalla a color, que puede reproducir libros,  música, videos, fotos y radio. Incluía 500 libros, todos clásicos de diferentes autores desde Jane Austen, pasando por Conan Doyle o Edgar Allen Poe o William Shakespeare.

En un principio nunca me habían llamado la atención los libros electrónicos, yo era la típica partidaria y defensora de los libros en lugar de estos aparatos pero ahora debo confesar que me gusta este progreso. Cuando tu pareja está a la última en todo lo relacionado a electrónica o informática, para eso es informático, al final sucumbes. Y sí he sucumbido, ya he «bajado» varios libros y ahora estoy como un niño en el día de Reyes con él.

Una de las principales cualidades es la capacidad de concentrar gran número de libros sin utilizar espacio. En mi casa tenemos libros por todas partes: en la cocina, en el salón, en la habitación multiusos, en el dormitorio, en el descansillo de las escaleras. De momento no vamos a regalar los que tenemos pero al menos sabemos  que no vamos a necesitar más espacio para ellos.

¿ Te animas a pedirlo para Reyes ? Estoy tan entusiasmada que de momento ya he convencido a una amiga