Que pronto ha llegado el jueves

En cinco días  se puede hacer mucho o por el contrario no te da tiempo a casi nada. Se te puede hacer un puente  muy corto, o sin embargo se te puede hacer largo, especialmente en algunos momentos cuando tienes previsto viajar en avión y te fastidian el viaje con una huelga encubierta.

Nosotros comenzamos con un cumpleaños de una amiguita de  la clase de mi hijo. Lo poco que me gusta acudir a este tipo de «actos» y no precisamente por los niños, todo lo contrario por las madres de éstos.

Hemos paseado por el mercado navideño, Fira de Santa Llúcia, en la plaza de la catedral de Barcelona. El lugar estaba abarrotado de gente, y nos fué imposible encontrar un lugar para tomar un café, los quince que íbamos. Es más ni uno para llevar dada la cola que teníamos que hacer en todos los establecimientos. Ya se sabe que los niños no tienen paciencia para ésto, aunque muchos mayores ( yo ) tampoco. En la foto os muestro los típicos caganers, si queréis saber más de ellos pinchar aquí . Vimos diferentes personajes, desde el Papa de Roma hasta Rafa Nadal, y sabéis qué dos estaban agotados?  Messi y Rajoy. Curioso ¿no?

Otro mercado que visitamos fué en Granollers. Me gusta esta ciudad, se puede pasear por sus calles peatonales con el encanto de un pueblo antiguo.

Y entre lo que  compramos y lo que teníamos de otros años, ya tenemos decorada la casa.

La foto es del árbol de mis hijos. Colocamos dos árboles, uno en el comedor y el otro en la planta de arriba. El suyo, ellos mismos lo decoran con pompones, peluches y guirnaldas de ganchillo, hechas por mí.

Siempre he sido una persona a la que le ha encantado la Navidad, pero desde el año pasado mi ánimo ante estas fiestas ha decaído. No me apetecen lo más mínimo.

Estoy intentando ver las fiestas con la visión de mis hijos. La inocencia y la ilusión de los niños es lo mejor para combatir el desánimo.

Y finalmente cocinamos galletas de Navidad. No sé por qué motivo las formas, aún habiendo utilizado moldes, no salieron tan perfectas como otros años. Quizás será que son las primeras, las cuartas o quintas hornadas espero que salgan mejor.

Además de todo esto, este largo puente he podido disfrutar, y muy gustosamente, de una cosita que os mostraré el lunes.