Érase una vez, una mujer pegada a una esterilla eléctrica

Hoy las temperaturas van a bajar y el frío aún se notará más.  Lo noto en mis huesos y mi espalda se resiente, con la  maldita humedad de este clima.

Voy a relajarme escuchando esta canción :

A este paso, dentro de pocos años me veo como una abuelita sentada en un banco y exclamando “un poquito de  sol, por favor”