¿ A qué huelen los domingos ?

Rememorando aquel anuncio de televisión de hace años, a mí los domingos me huelen a tranquilidad, a calma, a parque, a bicis, a patines, a libros o periódicos.

Y ayer cuando  veía a mis hijos con sus bicis  en el parque mientras ojeaba el periódico, me llegó el aroma de pollo al’ast de una tienda de comida preparada. Entonces pensé que verdaderamente para mí  el olor del domingo  es el aroma  del  pollo al’ast o pollo asado.

Creo que en muchísimos hogares, o al menos por esta zona, se come pollo en domingo.  Y de postre dulces de pastelería, todo comprado ya hecho para que nadie tenga que cocinar en casa y la calma sea más completa.

Para vosotras ¿ a qué huelen los domingos?