Es superior a mis fuerzas

Cuando cada mañana hago la cama de mi hija,  me encuentro lo mismo en su mesita de noche.  Veo un pequeño cuaderno que me reclama. lo utiliza como su diario íntimo y os juro que cuando estoy cerca de él, éste grita mi nombre: Emma estoy aquí, Emma estoy aquí. Una que es algo curiosa,  el otro día no pudo más y lo leyó, fue algo  superior a mis fuerzas.

Por tal motivo, ayer que lo volví a ver en el mismo sitio, anoté lo siguiente:

Una confesión en toda regla de mi tentación. ( así me siento menos culpable ).  Lo malo es que me viene a mi mente el recuerdo de  mi irritación cuando alguien  leía mi diario cuando yo era pequeña, dios mío y  ahora yo estoy  haciendo lo mismo. ¿ Esto será síntoma de algo ?

¿ Recordáis vuestro primer diario? El mío fué un regalo de Reyes, con más o menos la edad de mi hija, 9 ó 10 años, y la cantidad de tonterías que escribía en él. Algún día lo buscaré y evocaré mis inquietudes.